La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Mirarte mejor.

agustina tenés que volver a trabajar
dejá de pensar en poemas y dame un abrazo
no te acuestes tarde que mañana tenés doctora y le tenés que contar
que soy increíble porque me electrocuto con vos
en tus dientes de conejo me haría un departamento con balcón
vos siempre tenés miedo de que dejen de quererte
y a mí lo que me gustaría es que puedas ver que iluminás todo un campo
con tan sólo mover los brazos
ayer pasé por una librería y te compré un cuaderno de hojas lisas
como a vos te gustan
espero que algún día me dibujes con los ojos abiertos
para mirarte mejor

Oso horizontal.

agustina hace rato que no te escribo
te veo tan ocupada que no quiero molestarte con mis palabras torpes
pero hay algo que tenés que saber:
sos un pajarito y también sos un elefante,
veo tu capa azul, veo tu pelo hasta los hombros y veo lo blanca que sos
sonreís y me derrito
agustina dame bola
hacéme un lugarcito en tu pieza
te juro que me quedo al lado tuyo, en silencio, mientras escribís
el poema más grande del siglo
después te hago unos masajes y te ayudo a levantarte para ir a trabajar
¿qué tengo que hacer para acercarme a vos?
¡hola!
¡te estoy hablando!
agustina me gustás de punta a punta
guardo todas las tijeras te juro que no te recorto
yo sé que no es momento para pedirte que me dediques tiempo pero
con que te asomes a tus momentos vacíos y me imagines a mí me alcanza
por empezar a mí me alcanza
necesito la fórmula para llegar a tu agenda y llenarte la cara de flores
no soy tan buena como vos para decir
prefiero romperte el escepticismo de un beso
empujarte hasta la cama
y abrazarte ardiendo
como un oso horizontal

Cuando sonrío.

cuando sonrío desoriento al bicho
estoy segura
nadie sospecha que no consigo soportar
la línea
que me separa
de vos

Dios.

cuidá el verbo del mundo
vos sabés cuánto me duele
nombrarte
cuando en tu nombre
se cometieron - se cometen - tantas
atrocidades
y tantos que quieren hacerme
creer que no puedo buscarte
porque para mí
no estás disponible
dudo que te parezcas a nosotros
cuidá estas manos torpes que aman hondo
cuidá la cama donde me acuesto a soñar
con mujeres que no existen
a mí me gusta sentir que
de vez en cuando
cruzás las piernas
mirás tu agenda
y pensás en mí
porque yo pienso en vos
y te nombro
muchas veces en el día
como un tic
me niego a darte una forma
sos el viento en la cara una tarde de octubre
el nudo en la garganta
la ofrenda de una madre
los pájaros que celebran el sol
cuidá la calidez que parece escaparse
por la queja
por el ruido
por el escepticismo
cuidá la panza del pobre
y el grito del oprimido
cuidá el verbo y el adjetivo
cuidá mi garganta iluminada
que todo sea un milagro
a partir de hoy

Tu tía.

tu tía no puede ser como vos
tu tía está triste porque
es grande
y tiene que hacer cosas
de grandes
tu tía te mira con asombro y angustia
porque le creció el cuerpo
y no puede moverse
como antes
tu tía tiene miedos que no se anima a contar
y cuando llega la noche
tiene la esperanza de poder
dormir para siempre
tu tía no puede ser como vos
tu tía se da cuenta de que el mundo
está podrido
tu tía es muy buena pero
es un poco boluda
tu tía tiene llagas en la boca del deseo
tu tía está triste porque
es grande
y cuando uno es grande
tiene la mente muy sucia
por mucho que
se limpie

Otra galaxia.

y yo le daba poemas como quien sale al patio y pone sobre un tapial migas de pan para que coman los pájaros pero mis poemas eran torpes o ella estaba muy lejos entonces yo sentía y tuve la oportunidad de decirle que "las palabras no sirven para nada" y he dormido triste al borde de un amor que en un principio fue piedad y después caras extrañas que nos miran como si fuéramos de otra galaxia

La yegua no aparece.

mi trabajo es un caballo que galopa
el campo es un desierto
la yegua no aparece

El pájaro de fuego.

el pájaro de fuego está cantando
¿cómo es posible no aburrirse nunca?
tengo una caja donde guardo diamantes
soy una emperadora
podría llenarte la boca de flores
si tan sólo escucharas el pájaro
o si tan sólo me ayudaras a escribir menos
y a ordenar más
en cada poema me despido
siempre me estoy yendo
"siempre" es una palabra muy grande
como la cara que ponés cuando algo te fascina
tengo un serio problema con tu sonrisa
me hace querer ser cualquier cosa
menos poeta
un abuelo por ejemplo
y comprarte un chocolate en el kiosco de la esquina

Las mujeres que luchan.

las mujeres que luchan son peligrosas
las he visto
tienen fuego en el pecho
y no hay nada que las aparte de su destino de lobas
las mujeres que luchan cantan como si estuvieran a punto de amarte pero no te aman a vos
ellas aman causas
y las defienden adentrándose en el bosque
las mujeres que luchan se hacen gigantes y si te quedás callado mirándoles el pelo te volvés chiquitito
no sé cómo decirte que me siento poca cosa
porque ni el mejor poema del mundo se compara con una mujer que rompe esquemas
para que le den lo que es de ella
la tierra toda
lo que estoy por decir es mentira
ojalá nunca me enamore de una mujer que lucha
porque las conozco
las mujeres que luchan son peligrosas

Después del rock el ángel.

preparé el café
fumé
fumo
fumaré mucho
la tormenta es un hecho
sintonizo una radio sin bichos
acá estoy
presente
mordiendo el aire
caliente despeinada verborrágica
silenciosa revolviendo qué me importa
agustina tenés que dormir
¿tomaste la pastilla?
el amor es un juego
y yo no sé divertirme
te miro con el ojo que dice que no sos tan linda
para sanar el verbo
después del rock el ángel
hay que llorar hasta limpiarse
y dormir como un bebé
como un bebé que no sabe
amar la teta
amar la cama
adaptarse a la caricia
si no existe inventarla
abrazar lo que no llega
florecer en la ignorancia

La casa se llenó de ojos.

la casa se llenó de ojos /
me estás mirando /
¿qué ves? /
¿la lengua abierta? / ¿mis algas solas? /
¿o ves el pajarito picoteando sobre una mano vacía? /
tu mano vacía /
la mano del mago que no sos /
la mano rama de árbol / que no toca mis cables / porque le falta una hojita /
osvaldo tiene razón /
somos inofensivos /
pero también somos un poco tontos /
un poco tontos /
la casa se llenó de ojos /
y vos creés que no puedo salvarte pero te salvo /
hay gente que lastima y no pide disculpas /
escribir sobre un cuaderno es querer tocar un cuerpo /

ok /
junto la ropa y vuelvo /

Reggaetón.

A - estoy mal
B - ¿qué te pasa?
A - siento que mi poesía se parece a lo que me rodea
B - a ver contáme más
A - le falta silencio le falta profundidad
B - ¿te parece?
A - perdí vuelo
A - la soledad me daba altura
A - yo quería una poesía que me eleve y todo lo que consigo son poemas que comen tierra
B - ¿no te estarás menospreciando?
A - quiero más
A - quiero ser como la música y mover objetos a la distancia
A - quiero lo que no voy a conseguir nunca quiero lo imposible
B - agustina sos increíble
A - no me alcanza
A - nadie me ama cuando salgo del poema
B - me parece que estás exagerando
A - los artistas somos unos exagerados
B - me hacés reír
A - creo en el amor pero no sé dónde dejé la paciencia
B - ¡agustina!
A - llamáme mañana me voy a bañar

El poema que yo busco.

*
todo lo que tengo es
este cigarrillo teta de mamá
que me hace sentir calentita
*
el poema que yo busco
no existe

Cuando cruzó el tapial.

yo creo que ella se dió cuenta /
cuando cruzó el tapial /
que yo no hago cartel con la poesía /
que yo la vibro como un tigre /
desvelada /
paranoica /
con las algas puestas /
y no es un hobby /
te aviso /
te anuncio /
es una forma de estar en el mundo /
yo creo que ella se dió cuenta /
de hecho vió luz y entró /
la luz era el poema /
pero /
como pasa siempre /
la luz la encandiló /
y quedé sola /
una vez más /
alimentando al gato que soy
al perro que soy
al pájaro que soy /
yo creo que ella se dió cuenta /
cuando cruzó el tapial /
que no sé escuchar un chiste sin decir algo profundo /
que me río / claro que me río /
pero soy mucho más /
siempre mucho más /
yo creo que ella se dió cuenta /
y no lo pudo soportar

Bolsodios.

no sé vos / pero yo tengo hambre de cosas que no existen
luis alberto sabe / ¿qué más puedo decir?
las cosas son paisajes / formas / formas femeninas / mujeres /
mujeres entrando por los ojos / por la boca / por el techo /
¿hay alguien ahí? / te puedo escribir un poema que sea un golazo /

puedo llevarme todo y no dejarte nada /
puedo vaciarme hasta volverme monje /
puedo huir con la guitarra que no tengo bajo el brazo / esto es un ensayo /
voces que se abren / cosas / paisajes / mujeres /
las quiero a todas / todas para mí /
todas haciendo fila en el espejo /
oscuras / olvidadas / saludables / amarillas
qué lindo / las mujeres / las cosas / los paisajes / luis alberto /
las paredes / los años / el techo /
¿y si hablás del ojo puesto en la injusticia? / no puedo /
hablo del reloj que me apura / hablo del silencio / hablo de la aguja /

las mujeres / las cosas / luis alberto /
¿qué más puedo pedir? / tengo un vaso / un oído / café adentro / música / dios mío / música /
soy la mujer más afortunada del barrio /
los perros están lejos /
soy un mástil / la bandera hasta arriba / los peces en el vientre / el fuego en la cocina /
juguemos / juguemos a que viene dios y nos encuentra / juguemos en el bosque /

tengo un vicio / lo postergo /
las palabras son sedantes /
dormí tranquila /
nadie te vio salir así / despeinada /
sos un campo con un kiosco en la otra cuadra /
venden puchos /
pensá en el día que brillaste /
sos una chispa /
mañana lavo la ropa / me cambio las medias /
voy a terapia /
pienso en mi vieja /
miro por la ventanilla /
saludo al chofer /
te huelo / me brindo / te espío / me vengo
¿hay alguien ahí? / te dormiste /
no importa /

cuando dormís
sos profunda como un sueño

así te quiero
profunda como un sueño

Me broté de amor.

me broté de amor / encontré la palabra /
mediocre vos que me olvidás /
mediocres tus alas / que son brazos / que se cierran a mi cuerpo /
mediocre la boca con la que evitás el heroísmo de inventarme /
y hacerme /
justa y necesaria /
a la medida de tus verbos /
mediocres los barcos que dejás a mitad de mi océano /
mediocre el miedo porque cortás el lazo /
mediocre el lazo cuando intentás coartarme /
mediocre vos que me perdés / con un fuego en la mano /
animales dorados / todo un bosque en el pecho
me broté de amor / encontré la palabra /
pobreza vos que no tenés un imperio /
pobreza tus manos / que son garras / que se aferran a la bestia /
pobreza el gesto que negás por no saber cómo ganarlo /
me broté de amor /
mi corazón es un templo

Negrita.

te busco para que me alimentes
negrita
yo estuve ahí
yo te besé las algas
y ahora te beso lo que tengo
lo que existe
lo que puedo
las palabras
"¿por qué, silvina adorada?"
convivo con la daga en el pecho
la daga sos vos
distante de mí
gemís las migajas
y yo me alimento
ingiero mastico digiero
transformo asimilo despierto
te busco en la cicatriz
y en el estómago
te busco en el masoquismo
y en la salud
¿será que estoy viva
y no puedo despegarme de la piel
que pide más?
¿será que no sé cómo amarme
si no me inclino ante tu sombra y digo "luz"?
¿será que el horror nos persigue
y yo te quiero cerca
muy cerca
pero no tanto
porque azota como un látigo
el espejo que mirábamos
y eramos hermosas
didácticas etéreas magníficas hermanas? 
negrita
yo estuve ahí
yo te besé las algas
vi el desierto que se abría entre mis aguas
vi las aguas mendigando un click de viento
y ahora te beso lo que tengo
lo que existe
lo que puedo
negrita
tengo la llave para entrar al otro lado
pero no hay casa
tampoco huellas que indiquen que anduviste por mi barrio
sería lindo
imaginálo
todo el futuro en el pelo
y vos caminando
con un malvón en la mano
diciendo
"agustina"
"agustina"
"te necesito"

Lo que nadie me dijo nunca.

hola
sos tan linda que cuando caminás a los planetas se les cae la bombacha
tenés unos ojos que parecen un campo minado de aerosoles
hablás como si supieras dónde queda el kiosco
tocás como si tuvieras un boleto a disney
sos tan linda que me acostaría con vos todos los miércoles
y los jueves te acercaría un cuaderno
para que me cuentes qué sentiste
tenés en la voz todo un siglo
bailás con torpeza maestra
gemís con dulzura inmediata
sos tan linda que cuando caminás a los planetas se les cae la bombacha
agustina
permiso
tu memoria es un fuego vivo
tu garganta es volcán de flores
te daría los poemas
la guitarra
y las canciones
te puedo buscar mañana
o esperarte abajo de un árbol en la esquina
agustina
hola
sos tan linda
¿agustina?
¿agustina?
¿agustina?

Tengo un elefante.

si me preguntás
la careteo muy bien
pero tengo un elefante pisandome el corazón
le suplico que se vaya
que me de respiro
pero él agita su trompa
y la organiza acá en mi cuello
un bandoneón podría parecerse a este canto
me duele elefante soltame
pero él insiste en que tengo todo para sentirme nada
y que el tiempo cura
pero el ahora duele
como un bicho hundiéndose en tu carne
si me preguntás
no tengo respuestas
sólo un ojo que mira hacia el norte y no comprende
elefante enseñáme
¿cómo se pisa lo que respira y gime?
¿cómo se olvida un horizonte verde?
¿cómo me salgo y me miro desde afuera y me toco y me leo y me abrazo?
¿cómo me amo otra vez
elefante
cómo me amo?

Si vos me olvidás.

si vos me olvidás ya
ahora
me saco el peso de tener que involucrarme
vuelvo a mi hábitat de piedra
me libro del amor
con su crueldad y su belleza
tu voz es un abrazo que mendigo
tu abrazo es una voz que dice cosas
me duele no poder decir que me duele
porque lo poco
o lo mucho que me das
es un milagro
no puedo hilvanar los pensamientos
no hay pensamientos
sé que tu coraza es un lugar donde quedarme
para que se rompa
y seas agua que me moje
no sé pedir que me quieras
sé callar cuando todo se vuelve profundo
si me entendés
quiero decirte una cosa:
me asusta que conectemos
de una forma
tan sublime

Curáme los verbos.

no soy lo que pienso
pero te voy a decir lo que pienso
tenemos vértigo
¿hace falta que te diga
que no sé de qué me estás hablando
pero sé la cara que ponés?
te voz es como tocar un campo arbolado de mujeres
- acá tenés el poema que no me pedís -
cuando te escapás le hablo a tu gata de vos
te soñamos juntas
nos miramos hondas
le pregunto cosas
no me apuntes con el cuchillo rojo
porque es el que tiene más filo
curáme los verbos de a poquito
pero si vas a hacer tu casa entre mis algas
meditá el encanto
no me tengas piedad

Los artistas.

saqué turno al odontólogo
sabés que no es un dato irrelevante
marcar un número y concretar una cita
nosotros
"los artistas"
sólo nos gustamos
en tanto y en cuanto
tengamos algo entre las manos
una imagen
un par de palabras
una melodía
hacer cosas como concretar encuentros
es la parte más difícil
a mí me decís "tomemos unos mates"
y entro en pánico
los que saben remar se llevan los peces
encontré mi bufanda
mañana va a ser un gran día

Cuando una mujer le hable.

cuando una mujer le hable y enriquezca sus días
déjeme decirle compañero
que usté estará caminando sobre territorio sagrado
aprenda a escucharla
pero también aprenda a poder vivir sin ella
cuando se vaya
junte las hojitas que se caen de su árbol
y encienda un fueguito de silencio y de palabras
si esa mujer es agua
siéntase bendecido
usté podrá regalar sus barquitos
y navegar tranquilo
sobre la inmensidad de un fuego acuático

Muy lejos.

en el miedo a perderte ya te pierdo
hablarle a la idea que tengo de vos es como hablarle a un muerto
seguís apuñalando la inocencia con la que te evito
a fin de no romper todas las puertas de mi casa de viento
te necesito cerca
ahora
concreta
para siempre
o lejos
muy lejos
muy lejos

Estoy lloviendo.

estoy lloviendo
estoy lloviendo y mientras lluevo sueño
a medida que las letras se forman deformo el silencio
me detengo en los espacios en blanco y entiendo todo
o no entiendo nada
de igual manera estoy lloviendo
y las gotas tienen caras que amo mirando hacia otro lado
tienen puños
tienen piedras
tienen miedo
exijo
me decepciono
y lluevo
lluevo para limpiarme del odio que me da mi egoísmo
- egoísmo que a veces es no tener algo digno para dar -
lluevo porque quiero que me amen
pero cuando algo cae del sol desconfío
lluevo porque mido las palabras para no herir
pero me lastimo a mí misma
lluevo porque me duele
porque me sofoca
y porque tengo ganas
lluevo
porque aspiro
a ser algo más
que una máquina desencantada
lluevo porque ahí donde me dicen que no llueva
yo lluevo
lluevo porque tenía que ir al hospital y no pude
tenía que pagar el teléfono y no pude
tenía que comprar azúcar y no pude
todavía no pude
son las cinco de la tarde
termino este poema y salgo
y mientras vaya pedaleando
voy a pensar en el sol
y en la belleza de la lluvia

Voy a dormir.

voy a dormir a techo abierto
y con las palmas hacia arriba
por si nada
por si todo
por si acaso

Como un gato.

te gusto porque soy así
como un gato
solitario sensual y elegante
en cuanto muto a perro enamorado
te espanto
muevo la colita y te quiebro
te gusto cuando estoy lejana
así
como un sueño
en cuanto pongo mis patitas en tu espalda
los mambos
las piernas
la boca
acechando
cerrándose
egoísta
te gusto cuando estoy así
maullando
saltando del tele a la mesa
como si no estuviera en ninguna parte
pero como si fuera dueña de todo lo que toco
te gusto porque invento cosas como estas
de más está decir que no sé porqué te gusto
porque nunca me lo dijiste
poné la mano acá
¿sabías que lo opuesto al amor es
el miedo?

Como un pueblo.

¿acaso soy yo
una bendecida por los dioses?

¿acaso tu amor
puesto sobre la mesa
alrededor de las frutas
es símbolo de paz
y de armonía?

¿acaso resulta que
venía sufriendo a baldazos
dolida como estaba me encontraste
cruzamos puertas hondas
regocijo?

¿acaso soy yo
que cosecho
mi canto?
¿o acaso sos vos
que cantás
como un pueblo?

Como un sueño.

después de haber probado el calor de tu escucha
la cerveza me sabe a color que me falta
me gustás porque puedo usar todas mis caras
cuando medito me expando
me disuelvo
me voy lejos
pero cuando vuelvo
ahora sé que tengo tus dientes al alcance de mi almohada
y eso me hace sentir un árbol con raíces que me amarran
me beso las manos para recordar que existo
me gustás porque puedo estar conmigo
tocarme las algas
viajar hacia el centro
gemir las estrellas
cuando dormís sos profunda como un sueño
así te quiero
profunda como un sueño

Como cristo.

a que sí
a que no te diste cuenta que somos únicos
a que compararte con el de al lado te volvió un tipo feo
a que tenés un termo lleno de agua caliente
para tomar mates con la chica que te escucha
a que tenés la cabeza llena de bichos
a que te da miedo hacer el ridículo
a que te importa mucho lo que piensen de vos
a que tenés ojos verdes y los querés marrones
a que hablás poco pero sentís mucho
a que sos sumiso como un animal herido
a que te gustan las caricias pero roncás como un oso
a que este poema es un arbolito cósmico
a que hago luz y me abraza
a que mi vieja me cocina un guiso de arroz
a que volvés y sos millones
porque escondés un cisne
mutando en dragón
bajo la manga
a que te miro y sonreís con todo el campo
a que soltás lo que lastima y sos un viento
a que me caigo
a que me rompo
a que me astillo
a que me muero
y resucito
como cristo

Cambio.

cambio
todo lo que hicieron de mí
por ver tu animal
exótico
inhóspito
y escéptico
contemplando
suavemente
la forma
en la que
me hago
llama