La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Como un gato.

te gusto porque soy así
como un gato
solitario sensual y elegante
en cuanto muto a perro enamorado
te espanto
muevo la colita y te quiebro
te gusto cuando estoy lejana
así
como un sueño
en cuanto pongo mis patitas en tu espalda
los mambos
las piernas
la boca
acechando
cerrándose
egoísta
te gusto cuando estoy así
maullando
saltando del tele a la mesa
como si no estuviera en ninguna parte
pero como si fuera dueña de todo lo que toco
te gusto porque invento cosas como estas
de más está decir que no sé porqué te gusto
porque nunca me lo dijiste
poné la mano acá
¿sabías que lo opuesto al amor es
el miedo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario